miércoles, 25 de febrero de 2015

Abierto el plazo de inscripción para el curso 'Conocimiento de sí mismo'


Conocimiento de sí Mismo

Llega el buen tiempo y como cada año, en marzo, vuelve el curso 'Conocimiento de sí Mismo'. Los próximos días 12, 12, 14 y 15 de marzo, un grupo de personas de todas las edades, acompañados por veteranos del Teléfono de la Esperanza con muchos años de experiencia que se encargarán de impartirlo, participarán en este ciclo formativo en salud emocional cuyo objetivo es dar herramientas a las personas para que descubran sus habilidades y potencialidades para relacionarse mejor consigo mismas y los demás. Una puerta para emprender el camino de una vida más plena y feliz, a pesar de las dificultades que se presenten a lo largo de su trayectoria vital. 

Inicio: Jueves 12 de marzo. 18h. Sede del Teléfono de la Esperanza

Viernes 13 de marzo. 17h. Casa Diócesana de Málaga. El curso continua hasta la tarde del domingo.


MÁS INFORMACIÓN:   Objetivos del curso
    
      
'Conocimiento de sí mismo' es el primer hito, la primera etapa de la larga senda del desarrollo de las personas. La mejor promoción que se puede hacer de este curso es mostrar los testimonios de algunas de las miles de personas que lo han hecho en las diferentes sedes del Teléfono de la Esperanza. Nosotros aquí, en Málaga, hemos recogido los siguientes testimonios:

Viaje al niño interior feliz. Raúl Ibáñez y siete personas reflexionan sobre el curso.

Conocerse mejor para ser felices. Laura López y ocho personas comparten sus experiencia.

Conocerse es la mejor ayuda para una persona. Merche Vega y cinco personas nos cuentan como lo vivieron


sábado, 21 de febrero de 2015

CON OTRAS GAFAS / Salvado por la solidaridad


Dario Mata. Foto: L.O

La solidaridad salva vidas. Esta semana hemos tenido un ejemplo claro en Antequera, provincia de Málaga. Dario Mata, un jugador de balonmano antequerano de solo 19 años, se desplomó al suelo del pabellón 'Fernando Arguelles' a causa de una parada cardiorespiratoria. Llevaba diez minutos entrenando con sus compañeros cuando perdió el conocimiento e incluso el pulso durante 25 interminables minutos. Así lo contó Martín González, un médico que estaba en la grada y bajó a asistirle. Cuando llegó donde estaba el chaval, este ya era atendido por sus entrenadores Lorenzo Ruiz y Quino Soler y el conserje del pabellón, Paco García, que llevó el desfribilador instalado en la recepción a la pista deportiva. Todo un trabajo solidario en cadena, que coronó el doctor con las maniobras de reanimación. "Luché hasta el final, no podía dejarle morir. Hice el trabajo que como médico debo saber".
Minutos después, un equipo del Servicio de Emergencias 061 trasladó al chico al Hospital Comarcal de Antequera donde fue atendido y quedó ingresado.
Dario Mata vive para contarlo gracias a personas que, como decía el facultativo, hicieron lo que tenían que hacer. Dicen que las sociedades avanzadas demuestran que lo son en como tratan a los niños, ancianos y a los que sufren en general. Avances científicos y técnicos con enfoque humano ayudan a seguir adelante. Las horas de sufrimiento de Dario habrían sido muy diferentes hace solo veinte años. Cuando él nació la empresa pública del 061 daba sus primeros pasitos en Andalucía, Antequera no tenía hospital y faltaban muchos años para que los desfibriladores se instalaran en las instalaciones deportivas y espacios públicos.  Vivimos en una sociedad que ha avanzado mucho, en poco tiempo, aunque a veces los árboles de las grandes dificultades actuales no nos dejen ver el bosque del bienestar conquistado.


'Luché hasta el final, no podía dejarle morir'


miércoles, 18 de febrero de 2015

La Cadena SER ayuda a promocionar la salud mental


Promocionar la salud mental
Juan Sánchez con Lola Calvillo de la Cadena SER

El Teléfono de la Esperanza de Málaga y la Cadena SER, perteneciente al grupo Prisa, han firmado un convenio de colaboración gracias al cual este importante medio de comunicación emitirá un total de 100 cuñas anunciando la celebración de cursos, talleres y grupos de desarrollo personal en nuestra sede. 
Durante los próximos meses, las cuñas se irán emitiendo en las emisoras Radio Olé y M-80, del citado grupo de medios de comunicación.
Gracias a la ayuda de los medios de comunicación, cada vez más personas descubren que la actividad del Teléfono de la Esperanza no acaba cuando los orientadores atienden a los llamantes, si no que, además, ofrecemos un amplio abanico de actividades de cara a la mejora de la salud emocional.

lunes, 16 de febrero de 2015

Prevenir el suicidio con la ayuda de los medios de comunicación


Cómo prevenir el suicidio en los medios de comunicación
Juan Sánchez, presidente del Teléfono de la Esperanza. Foto: Chus Heredia

El periódico digital malagueño Málaga 21 Noticias publicó el pasado sábado una extensa entrevista a Juan Sánchez sobre cómo prevenir el suicidio. El entrevistador, Chus Heredia, entró a fondo en todas las cuestiones que plantea esta lacra creciente en la sociedad española en la que ya supera a las víctimas por accidentes de tráfico. La entrevista supera los tabues tradicionales de los medios -solo suelen publicar los casos espectaculares o de personas famosas- para ahondar en la necesaria concienciación social de un fenómeno que la Organización Mundial de la Salud considera una epidemia silenciosa.

Estas son algunas de las manifestaciones de Juan Sánchez:

  • "No tenemos que olvidarnos de los supervivientes del suicidio. Se calcula que por cada uno de ellos hay unas veinte personas que lo sufren"
  • "Hay suicidios enmascarados que la sociedad no conoce porque se producen en accidentes de tráfico"
  • "Los medios tienen que sensibilizar a la sociedad. Es una epidemia silenciosa. Pero hay que sermuy cautos en la manera en la que se da la información"
  • "Considero que se debe evitar el sensacionalismo, sobre todo, cuando se refiere una celebridad. Así como evitar las fotografías de la víctima, el método y la escena"
  • "El ritmo con el que llevamos la vida, la misma tecnología, el estrés..Todo esto hace que muchas personas no estén preparadas para adaptarse a todos estos cambios vertiginosos. Cada vez afrontamos peor las frustraciones. Qué importante sería llegar a los colegios y trabajar el mundo emocional curricularmente"



Entrevista íntegra en Málaga 21 Noticias:

"Los medios y las instituciones tienen que hablar del suicidio, es un problema de salud pública"

sábado, 14 de febrero de 2015

CON OTRAS GAFAS / Un muro de solidaridad contra el hambre



Manos solidarias hacen posibles que cientos de miles de familias españolas puedan comer cada día. Adultos con ingresos ínfimos y niños que son víctimas silenciosas de las injusticias de la sociedad. Son críos que están empezando a vivir y crecen en una España cada vez más desigual, dividida entre los que disfrutan de una situación estable con sus necesidades vitales cubiertas y 12 millones de personas que se sobreviven en la frontera de la exclusión social. Vivimos en uno de los países de la Unión Europea donde más ha crecido la pobreza infantil en los últimos años. Incluso en Navarra, considerada una de las comunidades con la renta media más alta y en la que la diferencia entre ricos y pobres es menor, han tenido que activar un programa, el Proyecto Gosariak, que ha distribuido 9.000 desayunos a niños empobrecidos durante seis meses. 
Frente a esa cruda realidad, recibimos con esperanza la existencia de miles de manos solidarias que cada día distribuyen alimentos básicos en un sinfín de entidades, entre las que sobresalen los 55 bancos de alimentos en los que 2.700 voluntarios dedican parte de su tiempo a recoger, almacenar y repartir lo más básico que tiene el ser humano; la comida. Sabemos que para reducir la pobreza y la exclusión social hacen falta políticas públicas de empleo, vivienda, formación e inserción social, muchas entidades reivindican una renta básica de subsistencia, pero mientras tanto los más olvidados necesitan su pan de cada día. Las mujeres y los hombres de los bancos de alimentos se lo sirven a diario. Para que no pasen hambre.

Los bancos de alimentos llegaron en 2014 a 1.640.000 personas, un 9,3% más que en 2013